Volver al listado de reseñas

Reseñas de libros

Autoras en la Historia del Teatro Español (1500-2000). Volumen III

Ver la ficha de la publicación

Autor del libro: AA.VV. (Investigación dirigida por Juan Antonio Hormigón)
Madrid: Publicaciones de la ADE, 2000. (Serie: Teoría y Práctica del Teatro, nº17 ). 1009 págs.

Con un mes escaso de diferencia han aparecido los dos últimos tomos de Autoras en la Historia del Teatro español (1500-2000). Se trata de la culminación de una investigación iniciada en 1994 por un equipo dirigido por Juan Antonio Hormigón y compuesto por Inmaculada Alvear, Agustina Aragón, Fernando Doménech, José María Echazarreta, Felicidad González, Eduardo Pérez Rasilla, Mª José Ragué, César de Vicente y  Manuel F. Vieites. Inmaculada de Juan y Carlos Rodríguez, por su parte, se han ocupado de la coordinación documental. Un estudio nacido por iniciativa de la Asociación de Directores de Escena (ADE) y del Instituto de la Mujer, cuya gestación está unida al deseo de descubrir la actividad de la mujer como dramaturga desde el siglo XVI hasta la más reciente actualidad.

El volumen III de Autoras en la Historia del Teatro Español (1500-2000), que sigue el modelo de sus precedentes (1996, 1997), se abre con una breve introducción de Juan Antonio Hormigón, quien recuerda el largo proceso de investigación de los cuatro tomos que ahora se completan, y la sorpresa que ha supuesto el paulatino descubrimiento de tan elevado número de autoras y textos. Señala, igualmente, la dificultad surgida, en esta entrega, para seleccionar, entre el nutrido número de autoras que han desarrollado su labor entre 1975 y 2000, aquellas cuya presencia resultaba ineludible, por lo que se optó por reseñar el trabajo de aquellas escritoras que hubieran estrenado, editado o recibido un premio al menos por una obra dramática. Como rasgos comunes a gran parte de ellas, J.A. Hormigón destaca la reincidencia en la lectura de un muy determinado y selectivo grupo de autores y textos contemporáneos, la evidente dependencia esteticoestilística respecto a unos muy concretos profesores de dramaturgia, y "no pocos apresuramientos y urgencias, en sintonía con la sociedad angustiosamente apresurada y poco reflexiva que nos consume" (p. 19). No deja de apuntar, igualmente, el papel incentivador que ha desempeñado el Premio Mª Teresa León en la labor creadora de muchas de estas escritoras.

Más adelante, se introducen las "Adiciones a las fichas de las autoras (siglos XVI-XX)" y se presentan las 312 fichas, cada una de las cuales, como en los tomos precedentes, está formada por una breve biografía de la escritora -siempre que ha sido posible encontrar datos sobre la misma-, y una reseña sobre cada una de sus obras, dejando constancia de las fechas y lugares de edición y estreno, de los personajes, del espacio escénico y del género al que pertenece, así como de un escueto resumen y de un comentario del texto o de la crítica del estreno si se dispone de ésta. Como se deduce de la descripción de este esfuerzo investigador, el volumen III de Autoras en la Historia del Teatro Español ofrece un exhaustivo panorama del teatro escrito por mujeres entre 1975 y 2000, lo que nos permite avanzar un paso más en el conocimiento de nuestra rica realidad teatral.

Como reza su subtítulo, el volumen IV se compone, en su parte más amplia, del catálogo general de los tres volúmenes anteriores siguiendo un orden alfabético. Las breves fichas que componen este tomo recopilador están integradas por una referencia biográfica (fecha de nacimiento) de la escritora, volumen en que se ha estudiado y relación de sus obras señalando sus fechas de edición y estreno, el género al que pertenecen y "otros datos" de interés. Interesante, igualmente, es la reseña de la bibliografía utilizada para la confección de toda la investigación, lo que nos permite apreciar los diferentes campos (revistas, monografías, catálogos, índices, etc.) que ha sido preciso "peinar" a la búsqueda de los datos que diseñen una realidad tan amplia como la presentada por  Autoras en la Historia del Teatro Español (1500-2000). Cierran este cuarto volumen unos valiosos índices de obras y numérico (número de ficha). Este último permite apreciar cómo, en su origen, el proyecto investigador dirigido por J.A. Hormigón presentaba la labor de 626 escritoras, y cómo, en posteriores adiciones, se ha incrementado hasta 964.

La obra en su conjunto de Autoras en la Historia del Teatro Español amplía horizontes a numerosos grupos interesados en el hecho teatral: en primer lugar, a los  aficionados que deseen acercarse a la dramaturgia de esas grandes olvidadas de la historia que han sido las mujeres; también atrae esta investigación, qué duda cabe, a los estudiosos e investigadores ante los que se presenta un amplio e interesante panorama apenas transitado. Por otra parte, Autoras es un libro de gran validez para aquellas personas dedicadas al teatro como directores, empresarios, adaptadores, etc., que buscan textos para llevarlos a los escenarios.

El mérito de este estudio, como se advierte, es grandioso, y no sólo por el trabajo de recopilación de datos perdidos u olvidados, sino también por las perspectivas que abre para el teatro español, y cuando decimos esto, no nos referimos únicamente al escrito en castellano, sino a aquel doblemente marginado: al teatro que se ha creado con cada una de las lenguas del estado español, es decir, en catalán, gallego y euskera; y a aquel otro teatro escrito en comunidades autónomas o zonas de escasa tradición teatral y, por lo tanto, de nula o reducida difusión.

A pesar de reconocer el gran valor de esta obra dedicada al teatro de los siglos XVI- XX, creemos necesario apuntar unas deficiencias derivadas tanto de la complejidad y extensión del estudio como de su carácter abierto, es decir, en constante ampliación debido al continuo proceso de investigación y de creación de las autoras. Comprendemos que en beneficio del trabajo investigador, convenía añadir, al inicio de volúmenes II y III, las adiciones al catálogo y a las fichas de volúmenes precedentes, pero la estructuración de los mencionados libros se resiente con estos añadidos. Justificable, igualmente, por la desmesurada amplitud del corpus manejado, es la diferente calidad y extensión de las fichas, amplitud que ha obligado a la participación de un número elevado de colaboradores que, quizá, no siempre han actuado de una manera totalmente coordinada y siguiendo unos mismos criterios de actuación, lo que explicaría la diferente estructuración y dimensión de las fichas, o la falta de unidad a la hora de redactar algunos datos.  Por el contrario, sí valoramos en su justa medida, ese empeño que intenta desentrañar un bosque tan intrincado como el presentado en las más de 4.000 páginas dedicadas al teatro escrito por mujeres a lo largo de la historia. La prueba de la validez de este ingente esfuerzo investigador fueron, son y serán los pasados y futuros estrenos, ediciones, estudios monográficos, etc., que se han derivado de él, cuya muestra ya es palpable en las ediciones que la misma ADE ha preparado sobre textos de María de Zayas, Feliciana Enríquez de Guzmán y Leonor de la Cueva (Teatro de mujeres del Barroco), Francisca Navarro, (Una noche de tertulia y Mi retrato y el de mi compadre), Mª Rosa Gálvez (Safo, Zinda, La familia a la moda), María Martínez Sierra (Teatro escogido), Carlota O'Neill (Circe y los cerdos), Sor Marcela de San Félix, Sor Francisca de Santa Teresa, Mariana Cabañas, Joaquina Comella, Marquesa de Aguiar, Eva Canel, Irene López Heredia y Blanca Suárez (Teatro breve de mujeres. Siglos XVII-XX, 1996), las sucesivas ediciones de las ganadoras y accésit de los Premios Mª Teresa León, y un largo etcétera que ha dado a conocer desconocidos o ignorados textos indispensables para alcanzar una idea cabal de nuestro teatro.

Esperamos y deseamos que este trabajo investigador logre en los años venideros la larga y prolífica continuidad que se merece, a la vez que felicitamos al equipo por la magnífica labor que han coronado con éxito.

Cristina Santolaria Solano

Volver al listado de reseñas