Volver al listado de reseñas

Reseñas de libros

El Arte de la Comedia

Ver la ficha de la publicación

Autor del libro: Eduardo de Filipo. (Artículos de varios autores).
Madrid: Publicaciones de la ADE, 1990. (Serie: Literatura dramática nº 14). 158 págs.

Escrita en 1964, Eduardo decía que era una comedia "extraña, formal y sustancialmente diferente del resto".

La obra se divide en dos partes: la primera desarrolla la idea que tenía Eduardo sobre el teatro y la vida teatral italiana de la época, la segunda, más significativa, alarga el discurso del teatro a la vida. Piense que el teatro es el espejo de la condición humana y social que invoca sus remedios.

Hay un concepto que está presente en toda la obra de Eduardo: el teatro es una metáfora de la vida y de la sociedad, no una forma de evasión de la realidad que nos circunda.

"El arte de la comedia" muestra la pasión teatral de Eduardo. No tuvo mucha fortuna cuando se estrenó, la acogida fue fría y distante por parte del público que tanto le aclamaba. Podemos afirmar, sin exagerar, que es el testamento teatral de Eduardo, es donde refleja y expresa su poética. Hace una aguda crítica de los males que están presentes en la vida teatral italiana.

La fórmula utilizada es la del "teatro dentro del teatro" pero va más allá. Los precedentes que tenía eran ilustres: Moliere, Goldoni, Shakespeare y, sobre todo, los "Seis personajes en busca de autor" de Pirandello.

Los personajes son los tradicionales de sus obras: el médico, el farmacéutico, el cura, la maestra de escuela... Los actores representan sus propios papeles. Está presente la doble naturaleza del actor que continúa siendo el mismo mientras encarna a otro.

En el segundo acto de la pieza, utiliza la improvisación en el sentido que se le daba en la Commedia dell'arte, tan querida por él.

No es una obra en el sentido tradicional del término, mezcla la intriga con el discurso en el que refleja sus hondas preocupaciones como artista y como ser humano.

El personaje principal Oreste Campese, director de la compañía, es el alter-ego del autor.

La edición es excelente: Hay una diversidad de artículos muy interesantes sobre la personalidad de Eduardo de Filipo y el alcance de su obra. Se mezclan artículos del propio Eduardo con Strehler, Audiverti, Fellini o Ingrao, además de textos de especialistas en su obra.

 

Juancho Asenjo

Volver al listado de reseñas