Volver al listado de reseñas

Reseñas de libros

El desguace / La séptima escalera

Ver la ficha de la publicación

Autor del libro: Alfonso Vallejo / Juan Antonio Baca. (Edición de Enrique Herreras)
Madrid: Publicaciones de la ADE, 2008. (Serie: Premios Lope de Vega, nº 15). 205 págs.

Ve la luz este decimoquinto volumen de una serie, la de los Premios Lope de Vega, que edita la ADE en el marco de su Convenio de Colaboración con el Área de las Artes del Ayuntamiento de Madrid. Peldaño a peldaño, se reconstruye una historia por muchos vivida, y quizá por ello mal recordada. Y por muchos también no vivida, y por ello también desconocida. Impagable valor añadido el de este intangible que número a número va engrosando las páginas de introducción de cada uno de estos quince volúmenes.

Enrique Herreras, siguiendo la pauta marcada por la colección, contextualiza estas obras, merecedoras del Accésit (La séptima escalera)y el Premio Lope de Vega (El desguace) otorgado por el Ayuntamiento de Madrid en 1976. Lo hace de un modo bastante directo, con una prosa fresca y libre de excesivas comillas y apostillas, tributaria de la memoria personal y las fuentes periodísticas en mayor medida que las históricas. No es pequeño su bagaje teatral.

En la cartelera madrileña triunfaban obras como Equus o El adefesio. En el conjunto del país, un tenso camino -largo todavía- hacia la democracia y el Estado de derecho. En el jurado de aquella edición Jesús Suevos, Rafael Cores Pastor, Pedro Laín Entralgo, Juan José Alonso Millán, Antonio Valencia Remón, Vicente Amadeo Ruiz Martínez (luego sustituido por Francisco Nieva), Miguel Narros, José Leal Fuertes y Matías Vallés Rodríguez. Noventa y siete textos a concurso. Y resultó ganador un autor que se venía postulando desde el año anterior: Alfonso Vallejo había merecido el Accésit del Premio Lope de Vega de 1975, por Ácido Sulfúrico.

De algún modo viene este a ser un pequeño homenaje para Alfonso Vallejo, médico, dramaturgo, poeta y pintor, héroe silencioso del teatro español de las últimas décadas. Héroe de cada día, de empeño y ambición en cada pieza, que siempre estuvo ahí por méritos propios, reconocidos por muchos y muy cualificados críticos, directores y espectadores. Silencioso, porque parece una voz contenida, intensamente poderosa y casi por ello encerrada en sí misma, no generadora de ruidos mediáticos, pero sí, de movimientos profundos, de esos que apenas levantan dos ondas y dos burbujas en la superficie. Vallejo es un autor que se resiste a cualquier etiqueta –ni quiere caber, seguramente- en ninguna tendencia predefinida. Escribe teatro “para seres que no sean verdaderamente lo que son más que en escena”, ha declarado en alguna ocasión. Y él, polifacético creador, es verdaderamente un dramaturgo heterodoxo de los que algunos podrían aborrecer, y muchos otros admirar. Están todos invitados a leer El desguace, en esta edición que el propio autor ha revisado sin alterar lo más mínimo: “Ese fue mi grito. Esa fue mi voz”, en 1974, cuando la escribió.

Grata sorpresa se llevarán los lectores que hojeen –o lean íntegramente, también está permitido- La séptima escalera, de Juan Antonio Baca. Ya desde el título se advierten ecos de otros títulos, incluso de otros géneros, cuya influencia no esconde este autor “totalmente novel” en 1976… y para muchos, seguramente, novel hoy también. Su biografía artística está marcada por el infortunio y la diversidad de fuentes inspiradoras –literarias, teatrales, cinematográficas-. Esta escalera, cuya acción se sitúa en cierto apartamento de Brooklyn, es un texto psicologista construido a la manera de una obra de género policíaco, no exento de reflexión sobre la naturaleza del personaje de ficción y su relación con su propio autor.

Estas dos obras acercan al lector a ese “teatro sin Franco” -en palabras de Enrique Herreras- que buscaba nuevas glorias y nuevos destinos en la España de 1976. Acérquese el lector a ellas, por tanto, también sin Franco, sin gloria, sin rumbo fijo… y si fuera posible, también sin prisa, que es mala compañera del paladar literario.

 Blanca Baltés

Volver al listado de reseñas