Volver al listado de reseñas

Reseñas de libros

El adulador / La plazuela

Ver la ficha de la publicación

Autor del libro: Carlo Goldoni. (Artículos de Ginette Herry, Massimo Gallerani y Giorgio Strehler)
Madrid: Publicaciones de la ADE, 1993. (Serie: Literatura Dramática, nº 29). 410 págs.

Entre los interesantísimos tomos de publicaciones de textos goldonianos, este es de una importancia capital. Dos obras bien diferentes; por una parte, una comedia que ahonda en las más profundas conductas y reacciones humanas y, por otra, una comedia-sainete de costumbres, temáticas y personajes populares.

«El Adulador» (1750) fue una de las 16 comedias que escribió Goldoni ese mismo año. Pieza sorprendente por la hábil crítica a la que somete a los aduladores que se van situando en la sociedad y se aprovechan de sus puestos para conseguir privilegios y, sobre todo, poder. También denuncia a las personas que permiten este tipo de injusticias por ser incapaces, ignorantes y pusilánimes.

Es muy curioso que la obra no tuviera éxito en la época de Goldoni y el fracaso perdurara también en Europa.

Goldoni, conocedor de lo lejos que había llegado, redactó dos finales diferentes; en el primero ocurría el envenenamiento de Sigismundo por los criados, en el segundo el secretario era entregado a la justicia para ser juzgado.

El primer final era absolutamente revolucionario, podría ser entendido como una incitación a la rebelión. Que los criados no aceptaran la humillación y se sublevaran contra la injusticia era un mal ejemplo para la población humilde y popular. Goldoni debió pensar que su atrevimiento era demasiado y atenuó el carácter trasgresor de la obra.

«La Plazuela» (1756) cerró el Carnaval de ese año. Podemos encontrar en ella muchas de las características principales de los sainetes. Tanto la construcción de la obra, la temática, la ausencia de protagonistas individuales...

Todas estas peculariedades serán reconocibles años después en un seguidor e imitador de Goldoni. Ramón de la Cruz.

«La Plazuela» tuvo un éxito clamoroso desde su estreno. El motivo principal era la descripción de la manera de vivir del pueblo llano, la capacidad de Goldoni para analizar su entorno.

La Plazuela es un lugar abierto, con una estructura de universo cerrado. Todo ocurre dentro de la plazuela, aparecen todos los miembros de una comunidad, con sus alegrías y disputas, los chismorreos, las relaciones humanas...

Una de las riquezas del texto es su variedad lingüística Obra intraducible con un veneciano de una gran altura. Goldoni emplea una enorme cantidad de expresiones populares. Escrita en verso, unas veces rimado y otras libre.

Como conclusión podemos señalar los contrastes evidentes entre las distintas clases sociales, los problemas sociales, morales y económicos que amenazan la sociedad veneciana ilustrada del s. XVIII, no vemos distinción entre la moral burguesa y la popular.

 

 

Juancho Asenjo Acosta

Volver al listado de reseñas