Volver al listado de reseñas

Reseñas de libros

El crudo filo de la victoria

Ver la ficha de la publicación

Autor del libro: Barrie Stavis. (Traducción de Carlos Rodríguez)
Madrid: Publicaciones de la ADE, 1991. (Serie Literatura drámatica, nº 21). 214 págs.

Con este nuevo título, la ADE presenta al primer escritor norteamericano que incluye en sus publicaciones, Barrie Stavis, un hombre muy peculiar, como nos cuenta Juan Antonio Hormigón en la presentación, cuyo vínculo con España ha sido su participación en el bando republicano en la guerra civil.

La obra está muy bien enmarcada con una serie de artículos de apoyo de profesores conocedores del trabajo de Stavis, D. Larner, E. Goldstein y G. Klotz, que sitúan su obra teatral tanto en el contexto del teatro mundial como en el norteamericano.

La acción comienza en 1776 cuando las relaciones entre Inglaterra y su colonia americana habían llegado al límite, con la Declaración de Derechos que realizan los 13 estados en 1774. La guerra de la Independencia americana ha comenzado hace un año. Barrie Stavis, con una rigurosidad histórica, no sólo nos narra los acontecimientos más importantes del desarrollo de la guerra, como es la alianza con Francia y la participación de aristócratas como Lafayette; o bien el apoyo de España; sino que nos acerca a problemas puntuales como es la penuria del ejército, o la defensa por parte de los congresistas de determinados intereses, etc., a los que se tendrá que enfrentar Washington, resolviéndolos a veces con gran crueldad.

Desfilan en la obra un sinfín de personajes históricos que colaboraron de alguna manera en la guerra de la Independencia norteamericana. Desde el fisiócrata Turgot, ministro francés de Hacienda, hasta el general prusiano Von Steuben, encargado de reorganizar el ejército americano o el comediógrafo Beaumarchais; así como los reyes de Francia, Luis XVI y María Antonieta.

La rigurosa traducción de Carlos Rodríguez nos permite disfrutar de este texto dramático y adentrarnos en una de las épocas más conflictivas de finales del XVIII, que en Europa comenzaría poco después con la Revolución Francesa.

 

 

Silvia Quirós

Volver al listado de reseñas