Volver al listado de reseñas

Reseñas de libros

Democracia. (Premio Lázaro Carreter, 2009)

Ver la ficha de la publicación

Autor del libro: Villazón, Néstor.
Madrid: Publicaciones de la ADE, 2009. (Serie: Literatura Dramática Iberoamericana, nº 61). 61 págs.

Este Premio Internacional de Literatura Dramática “Lázaro Carreter” 2009 sorprende por su concisión y efectividad, tal y como Jorge Moreno acierta a definirlo en su prólogo “menos es más”:

“Dicho mantra, establecido en nuestro acervo cultural como implacable sentencia, oculta emocionales cargas de profundidad, alterando la percepción que nosotros –humildes o soberbios lectores- recibimos desde el mundo literario. Ése es el caso de Néstor Villazón.

Democracia, el texto dramático que nos ocupa, maneja a la perfección tal rezo /plegaria / sentencia: Menos es más.” (p.13)

O también se podría decir que el tamaño no es lo que importa o lo bueno si es breve, dos veces bueno. Pues, ciertamente es el caso que nos ocupa.

Néstor Martínez Villazón sitúa a sus tres personajes en una jornada electoral y a partir de ahí, de esa situación aparentemente cotidiana, desentraña los diferentes aspectos, puntos de vista y pareceres que el hecho de votar propicia, ofreciendo un fiel retrato de nuestra sociedad actual (sus defectos, sus virtudes y sus absurdas y no del todo ilógicas contradiciones) y planteando dudas razonables sobre ciertas cuestiones habitualmente indiscutibles.

El Jurado decidió otorgar por unanimidad este galardón a la obra de Néstor Martínez Villazón por “su mezcla sarcástica y deliberada del sainete y teatro del absurdo, mostrando el surrealismo de la cotidianeidad con ingenioso humor”. Y ciertamente, en Democracia, el autor juega con todo lo que tiene a mano: el lenguaje, sus personajes, la estructura, los significados, etc. abriendo múltiples vías y llevando con una aparente sencillez al lector -y esperemos que espectador-, a reflexiones de gran profundidad.

Tras continuos pases de muleta y quiebros, nos da la estocada casi sin enterarnos, suavemente, de manera que ya es tarde para ofrecer ninguna resistencia porque nuestra suerte está echada. A través de esta obra hace que se nos tambalee la idea que tenemos de uno de nuestros pilares sociales básicos, nuestra forma de gobierno y de participación en él, es decir, finalmente cuestiona nuestro estado de bienestar, porque en realidad, si se quiere, todo es cuestionable en esta vida, y aunque suene quizás anárquico, ¿por qué no nuestro propio concepto de “democracia”?

Y como no quiero que me ocurra con esta obra como le sucede a uno de los personajes (“digo que apenas he dicho, y ya usté lo ha hablado todo por mí.” p.42), la abajo firmante quiere dejar al respetable su propia opinión, así que, adelante, a leer. Va por ustedes.

 Inmaculada de Juan

Volver al listado de reseñas